OFRECEMOS UN SERVICIO COMPLETO MEDIMOS RADÓN EN AIRE, AGUA Y SUELO

La realización de pruebas es la única forma de saber si en tu entorno de trabajo o en tu hogar existen concentraciones elevadas de radón. La composición del terreno, las características constructivas del edificio o el tipo de ventilación van a determinar el nivel de radón en el interior, que puede variar incluso en salas contiguas.

 RADÓN EN AIRE

Somos un laboratorio acreditado por el CSN para medir radón en aire según la norma ISO/IEC 17025 y de acuerdo a los directrices establecidas en la Guía de Seguridad 11.4 del CSN. Dado que el radón varía de forma diaria y estacional se emplean detectores pasivos, los cuales se instalan durante periodos de tres meses a lo largo de un año. Su principal ventaja es que son  baratos y precisos en el cálculo de la media anual de exposición a radón.

Por otro lado, el LARAM emplea sensores Radon Scout que monitorizan digitalmente la concentración de radón. Estos instrumentos realizan mediciones rápidas, siendo útiles para ampliar y precisar los datos obtenidos a partir de detectores pasivos, también para evaluar variaciones diarias o puntuales.

RADÓN EN AGUA

El LARAM dispone de experiencia empleando diversas técnicas para medir radón en aire y en aguas.

Estamos acreditados por ENAC para medir radón en aguas por centelleo líquido en nuestro laboratorio. Además, también disponemos de equipos portátiles que permiten realizar estos análisis in situ. 

RADÓN EN SUELO

El CSN recomienda en el informe técnico 24.2010 "protección frente a la inmisión del gas radón en edificios" conocer los niveles de exhalación de radón del suelo en solares y establecer la categoría de riesgo de exposición frente al radón. De esta forma, si el riesgo de exposición al radón es alto, se pueden aplicar soluciones constructivas antes de la edificación..

Para realizar estas medidas contamos con una sonda que introducida a menos de un metro de profundidad extrae el gas del suelo. Esta sonda se acopla a un equipo AlphaGUARD que determina la actividad del radón en el gas extraido por espectrometría alpha.

NUESTROS EQUIPOS

Los detectores pasivos de trazas nucleares CR-39 son los más utilizados por su fiabilidad para determinar el valor medio de radón en el hogar o centro de trabajo.

Pueden envíarse por correo para su colocación,  recomendándose que permanezcan expuestos un periodo de 3 meses. Cuando la medición acaba se envían de vuelta y se analizan en un laboratorio acreditado ISO/IEC 17025

Para un estudio preliminar en una vivienda, puede ser suficiente colocar dos detectores en las zonas con más permanencia (salón, dormitorio....) o en las plantas más bajas.

En centros de trabajo o en estudios más detallados nosotros nos encargaremos de situar los detectores, analizando las diferentes estancias y todas la variables ambientales que pueden influir en los resultados obtenidos.

Una cánister es una cajita metálica que contiene en su interior carbón activo que absorbe el radón presente en el aire.

Es un método económico y rápido ya que el tiempo de exposición es de unos dos días y los resultados se obtienen en un breve periodo de tiempo.

Por tanto, su utilización es especialmente útil para realizar una medida preliminar o detectar zonas con mayor acumulación de radón en una estancia o edificio .


Los detectores E-PERM o electretes miden la concentración de radón por caída del potencial eléctrico. Su coste es bajo, ya que pueden reutilizarse varias veces.

Pueden configurarse para medir durante periodos de tiempo variados, de días a meses, eligiendo combinaciones que permiten adecuarse al tipo de estudio requerido en cada caso.

Al ser detectores pasivos, sin componentes electrónicos ni partes móviles pueden utilizarse en un amplio rango de localizaciones y condiciones ambientales.

Una vez finalizada su exposición la lectura del voltaje es inmediata, lo que permite conocer la actividad del radón en la estancia de forma rápida y fiable.

El equipo AlphaGUARD es utilizado en la mayoría de las intercomparaciones como equipo de referencia por su precisión y fiabilidad.

Además de medir radón en aire registrando datos de forma continua puede acoplarse a una sonda para medir la exhalación de radón en el suelo y a un kit de agua para medir radón en muestras de agua.

Este equipo monitoriza de forma continua las condiciones ambientales de humedad relativa, temperatura y presión atmosférica. También dispone de una pantalla que permite visualizar la medición en tiempo real.

AquaKIT para medir radón en agua

Sonda para medir exhalación de radón en suelo

Los equipos Radon Scout permiten monitorizar en continuo la concentración de radón, realizando una medición cada hora.

Pueden utilizarse para mediciones a largo plazo, ya que su memoria puede almacenar casi tres meses de datos.

Los resultados obtenidos se visualizan tras conectar el equipo al ordenador y con el software apropiado. Además del nivel de radón en Bq/m3, determina el tiempo de exposición, la temperatura, la humedad relativa, y la presión atmosférica

Te asesoraremos sobre qué dispositivo de medición es el más adecuado a tu caso y te enviaremos las instruciones detalladas para la colocación del equipo.

Puedes contactar con nosotros para resolver cualquier duda o problema.

Finalmente te enviaremos un informe con los resultados obtenidos y, en caso de ser necesario, te indicaremos que medidas utilizar para disminuir la concentración de radón.